viernes, 27 de abril de 2018

Y yo con estos pelos....(La Cantabrona)

Hace poco menos de un año decidimos "el brother" y yo que este año nuestra "proeza" sería una marcha ciclista de carretera llamada La Cantabrona.



Nos esperaban 176 km, 5 puertos de montaña, 3400m de desnivel positivo........y yo ni siquiera tenía bici de carretera, así que el primer paso estaba claro :)

Pasó un invierno en el que fue difícil entrenar, frío, viento, lluvia, poco tiempo libre, etc. Así que llegué a la salida de la prueba muy justito de entrenamiento, tan poco tiempo tuve que ni pude quitarme los pelos de las piernas, algo super importante en un deporte en el que el postureo es fundamental.

Y ahí llegamos al día de la salida con más pelos en las piernas que las ingles de Chewbacca.

Salían unos 1500 corredores y también nosotros, que corredores, corredores............como que no.

Pasaban los km, el primer puerto, el segundo, y llegaba el tercero, Estacas de Trueba, 14 km subiendo a una media del 6%, y lo peor con viento de cara.

Casi se me caen los palos del sombrajo, decidí subirlo por pulsaciones y no por sensaciones (que eran horrorosas), hasta llegué a pensar que lo mismo mi sitio estaba en el GLOBEROBUS. Sí, ese autobús que va cerrando la marcha y que como te adelante....o te subas en él.........en vez de una medalla te dan un globo para que lo lleves en la bici.


Y lo vimos, por allí atrás, acercándose, con su motor diesel rugiendo como si llevara la boca abierta diciendo, súbete, súbete..... Pero bueno, gracias a "el brother" que me quitó el aire de cara con sus anchas espaldas conseguimos hacer cumbre sin que el GLOBEROBUS nos diera alcance.

El siguiente puerto el de la Sía, fue más llevadero, el aire de culo echó una mano y esos paisajes que conocemos de llevar por allí toda la vida arrastrando nuestras sacas de espeleología hacían más tranquilo el camino. La bajada de la Sía a Arredondo, es sin duda de lo mejor que he hecho en bici.


El último puerto, el de Alisas, fue bastante pestoso, mucho, mucho calor. Tanto que hasta perdimos nuestro postureo y glamour, y sacamos a relucir los pelos del pecho de hombre maduro que lucimos (no pongo la foto en grande para que no sea muy desagradable la escena...)
Y a partir de ahí, todo fue mejor. Regular en los primeros puertos nos permitió llegar frescos cual anchoa de Santoña a los últimos 40km, y tuvimos nuestro minúsculo momento de gloria atacando en el "alto de la morcilla" a la grupetta con la que íbamos.

Al final, el saber guardar fuerzas en los puertos iniciales nos dejó energía como para disfrutar un final que a la mayoría se le atraganta.

 Hay que decir que no eramos dos, que eramos tres, llevábamos una buena liebre pero a los 100 metros de dar la salida ya le habíamos perdido la pista  :)


Y con estas irrelevantes gestas heroicas vamos pasando la vida    

Roque, volvió a su pueblo de adopción y sintió la llamada de la selva, si le dejamos suelto ordena todas las ovejas de los valles pasiegos en cinco minutos.               

   .

miércoles, 24 de mayo de 2017

65000 pedaladas

Me presento, soy una bici, que no estoy nada mal, mi cuadro está hecho de carbono, tengo líneas estilizadas y soy ligerita. Soy morena y con líneas verde-amarillo flúor, vamos, lo que está de moda. Vamos que se podría decir que hasta estoy buenecilla.

Esta soy yo:


Soy jovencita, solo tengo unos 6 meses, pero han sido muy intensos. He recorrido muchos parajes de la Sierra de Guadarrama, he hecho las famosas Zetas ni se sabe las veces, hasta he subido el mítico puerto de los Machucos antes de que lo vaya a hacer la Trek esa pijotera que monta un tal Contador.

He visto cuestas que vosotros no creeríais..........y todos esos momentos se perderán en el tiempo como pedaladas sin cadena....

Bueno, a lo que iba, que yo era feliz cuando me sacaban de paseo a rutas normales, 50 km 1500 m de desnivel, pero ya lo del último fin de semana casi me dan ganas de griparme el pedalier y pasar de todo.

El que me saca de paseo no se le ocurrió otra cosa más inteligente que llevarme a los 10000 del Soplao, yo no sabía de que iba eso así cuando se fue a trabajar, como me aburro en casa me puse a rebuscar en internet, y buf, vaya paliza que me esperaba. 163 km, y 4800 m de desnivel.


Por lo menos, iba a ir en compañía de otra amiga ya que a ella la saca a pasear el hermano del zumbao que me monta a mí.

Y vaya como la saca, que deja en ridículo a muchas flacas en el carril bici de la 607.

Así que aquí estamos las dos camino a la gloria...


Ejem, tendré que poner fotos en las que salga el que me monta para que tenga su necesaria ración de narcisismo.

Aquí unas fotos de mi dueño y su hermano, el día de antes. Ese día en el que se pavonean por la línea de salida haciendo parecer que son buenos.


Nos hicieron madrugar mogollón, con lo poco que me gusta. A las 6:15 de la mañana ya estábamos listas en la línea de salida, pero ya había otras 1400 bicis delante :o   De verdad que los dueños de las bicis están fatal de la cabeza. Pero bueno así nosotras charlamos de nuestras cosas.

Llovía, hacía frío, y solo había que esperar hasta las 8:00 para que dieran la salida, vamos un planazo.



Durante los primeros kilómetros eramos muchas y muchas bicis, así que no se podía correr mucho, y mientras los dueños jadean, nosotras las bicis, aunque no se sepa, vamos charlando, así que fue divertido.

Iban todos muy despacito, a ritmo de bicicleta de verano azul.


Llegaron las primeras cuestas y ahí ya empezaron a exigirnos un poco más, y a apretar los pedales. 65000 pedaladas tuve que sufrir ese día para llegar a meta.....


Y llegó el primer minidescanso, vamos una vergüenza, mientras a nosotras nos dejan tiradas en el suelo los dueños van a comer un poco, que desde las 5:30 que habían desayunado ya iba tocando.


Y seguimos, haciendo más y más kilómetros. Mi dueño iba todo el rato diciendo que no se qué del pulsómetro, que no quería ir más rápido por si acaso, mientras su hermano iba como un Ferrari con el freno de mano puesto. 

Llegó el famoso monte Aa, todas las bicis lo íbamos comentando, que habían puesto un tramo nuevo con una cuesta del 29%. Muchas bicis tuvieron que sufrir la deshonra de ser empujadas, pero mi dueño y su hermano (ole sus coj....) hicieron todo el recorrido montado sobre nosotras, dándonos nuestro momento de gloria. Claro que se les quedó una cara de haber apretado el culo.....


Más tarde llegó una curva famosísima por una señora que reparte gominolas a los ciclistas, que encanto de mujer, pero ya nos podía repartir a nosotras las bicis un poquillo de aceite para la cadena, que también merecemos un poco de cariño. 

El caso es que mi dueño en plena cuesta se metió la gominola en la boca y casi le cuesta la vida, ya que jadear y masticar una gominola al mismo tiempo no es tarea sencilla.


Los kilómetros pasaban y pasaban, que si un puerto de 11km, luego uno de 18km, luego un sitio que se llama correpoco y en el que se va despacio (no me imagino porqué le habrán puesto ese nombre...)


Y la verdad es que mi dueño y su hermano iban muy tranquilos, se les veía sufrir lo justo y pasarlo bien, y nosotras tan contenta hablando de nuestras cosas, que, qué tal te va con el Carbono, que vaya neumáticos guapos te ha puesto, que si te hacen juego con los frenos, etc.


Y llegó el temido Negreo, el último puerto. La primera rampa es muy dura, pero con tanta gente animando, mi dueño y su hermano subieron muy dignamente. Tras esa rampa había otra fiestecilla de esas en las que nos dejan tiradas en el suelo mientras ellos se inflan a bocatas de lomo...sobre todo porque queda lo peor.


Así que tras rellenar sus panzas, otra vez a dar pedales, faltaban los kilómetros más duros, pero ya iban contentos sabiendo que la meta estaba cada vez más cerca.


Una última bajada en la que las bicis nos portamos muy bien, frenando como debe ser y amortiguando sus sufridos culos.


Tan tranquilos fueron que ya en el llano llegando a meta en vez de ir a relevos dándole caña iban de charla. Que, qué bien lo habían pasado, que así daba gusto, y mientras tanto no paraban de adelantarnos otras bicis con dueños más competitivos, cagontoooooooo.



Y por fin, ya en meta dejaron de martirizar nuestros sillines y pedales y nos dejaron descansar un poquito.


Venga, voy a poner unas fotos de los dueños para estén contentos. Pero no olvidéis que las bicis, entre nosotras, también hablamos....


Y eso fue todo, la verdad es que me tratan bien, al llegar a casa me lavan, me dan aceitillo, vamos, que me miman bastante. 

Así que ya estoy deseando que me vuelvan a sacar por ahí de aventura para ver a muchas amigas que he hecho en los 10000 del Soplao.













viernes, 4 de septiembre de 2015

"Descanso" vacacional

Después de vacaciones llego al trabajo y todo el mundo me pregunta:

-¿qué tal? ¿has descansado?

Y yo pues digo que sí, porque si dijera la verdad tendría que andar dando demasiadas explicaciones de lo que son unas vacaciones de un intento de "superpapimultiaventura".

Bueno, así que allá vamos.


Y es que como diría un buen manchego, estas vacaciones han sido de traca.

Empiezo haciendo espeleo por trabajo, sí, tiene narices que haya vuelto a hacer espeleo por trabajo, pero bueno como de trabajo no se habla en el blog, pongo una foto y hasta ahí puedo leer.


Y luego a Pirineos unos días con mis amigos belgas que hace un par de años que no nos vemos....

http://elpasochungo.blogspot.com.es/2012/08/via-julian-vicente-hoz-de-jaca-y.html

Lo que tienen quedar con belgas es que como en su país no tienen una sola montaña pues cuando están de vacaciones en el pirineo no pueden perder un minuto, así que de descansar, nada de nada.

Una ferrata con los niños, la de la Cascada de Sorrosal, en Broto. Una ferrata fácil y espectacular, y la verdad es que a mí las ferratas no me gustan mucho. Eso de llenar una pared de hierrossssss. Pero bueno, es una buena actividad para los niños, para que se animen a hacer actividades en la montaña.


Ferrata que tiene hasta su túnel y todo.




Al día siguiente a escalar de verdad, una montaña de verdad, como si fuéramos montañeros de verdad.

La vía, pues una de las de moda en el pirineo. Los balcones de Anayet, al pico Anayet. Está de moda porque lo tiene todo, bastante larga, equipada, un bonito itinerario y acabas en una cumbre de esas picudas a las que suben los montañeros de verdad.

De la vía no voy a decir, mucho, por ahí hay muchos blogs de los buenos (no como este) que dan buenas descripciones de las vías.

Muy recomendable la de: 
http://www.alloroquemedesadherencio.com/2014/08/via-los-balcones-del-anayet-pico-anayet.html

Nosotros hicimos las reuniones que vienen en rojo y las que están en verde nos las saltamos. Pero vamos tres consejos-puntualizaciones:

- Estará equipada pero estás en alta montaña, los seguros no están cerca y si te pierdes un poco.........así que llévate un  juego de friends.

- No te saltes reuniones, nosotros acabamos escalando unos 20 m en ensamble y no es lo más recomendable. 

- Físicamente es una actividad exigente, 2h de aproximación más 350 m de escalada más el retorno. Total unos 1000m de desnivel positivo y si vas desde el parking del Corral de las Mulas harás en total unos 15km.


El largo más difícil, el de la siguiente foto, solo es v+ pero es fácil que esté mojado-húmedo (nosotros lo encontramos así) 




El paisaje es tan bueno que hasta las vacas suben a los ibones de Anayet a pasar el día.



Y después de hacer de montañeros, pues otra vez en la carretera y a nuestra querida Asturias, así que eso de descansar en vacaciones...........

Allí los días son como en la famosa peli de "Atrapado en el tiempo", se repite una secuencia de Correr, Bici, paseo, surf, cambia  pañal, aguanta rabieta, saca al perro, cambia pañal, cambia pañal......

Siempre me acuerdo de esta canción, cuando dice :vacaciones que cojones es mejor trabajar...










El caso es que estoy deseando que lleguen las próximas vacaciones....